Nuestra «Cooking week» es una semana muy especial en nuestra Escuela Infantil. Siempre solemos hacerla por esta fecha por lo que nos permite hacer con los niños diferentes recetas de cocina, fáciles, sanas, fresquitas… Algunas más saludables y otras ¡más dulces!

Siempre intentamos hacer coincidir esta semana con el 28 de mayo, Día Internacional de la Nutrición y es que es muy importante concienciar a la sociedad del papel tan importante que juega la nutrición en las vidas de las personas y más cuando se encuentran en momentos de crecimiento físico, intelectual y personal.

Mantener una alimentación saludable durante la infancia es uno de los factores más importantes para un adecuado crecimiento y desarrollo. La adopción de hábitos alimenticios saludables en los niños ayuda a prevenir el sobrepeso, la obesidad, la desnutrición crónica y un retardo del crecimiento. Además influye en su capacidad de concentración, por lo tanto en los procesos de aprendizaje y desarrollo de las diferentes áreas.

Una alimentación saludable debe tener las siguientes características:

Completa: que incluya todos los grupos de alimentos, para obtener todos los nutrientes necesarios para el organismo.

Equilibrada: que aporte las cantidades justas de cada grupo de alimentos, manteniendo un balance entre sí.

Variada: que alterne alimentos del mismo grupo en los diferentes tiempos de comida. Debe incluir distintos grupos en el mismo tiempo de comida, proporcionando así colorido y textura a los platos.

Inocua: que su preparación y consumo habitual no represente un riesgo a la salud, es decir, que esté libre de microorganismos patógenos, toxinas, conservadores y contaminantes.

Suficiente: que cubra las necesidades de todos los nutrimentos en cada individuo, de tal forma que los adultos tengan una buena nutrición y un peso saludable, y que los niños se desarrollen de manera correcta.

Adecuada: que se acople a las necesidades y características individuales, como el sexo, edad, y estado fisiológico y patológico que sea acorde con los gustos y la cultura de quien la consume, sin que ello signifique que se deban sacrificar sus otras características.

Accesible: que esté al alcance de las posibilidades económicas, sociales y geográficas del individuo.

Os dejamos algunas de las actividades que han hecho los más pequeños durante esta semana especial. ¡Desde aquí las gracias a sus padres por colaborar y ayudarnos en esta tarea!